Experiencias del Camino 2016… Emilia Patón

Emilia junto a su familia en el lago de Sobrado dos Monxes

Emilia junto a su familia en el lago de Sobrado dos Monxes

    Como cada verano desde 2012, en la Diócesis de Ciudad Real, ya estamos últimando los preparativos, tanto la organización, como el nutrido grupo de peregrinos que este año realizarán el Camino de Santiago. Además, este año llevamos como lema “Somos Iglesia: Familia en Camino”, queremos compartir con todos vosotros la experiencia de Emilia, que peregrinó el pasado año junto con toda su familia.

    Ahora que se está organizando de nuevo el Camino a Santiago desde la Diócesis de Ciudad Real, no quiero dejar pasar la oportunidad de contar brevemente mi experiencia del año pasado.

    Durante el mes de agosto tuve la suerte de compartir una experiencia inolvidable. De estas que van pasando los días, las semanas o los meses y sigues teniendo un sabor dulzón y profundo al recordarlo. Hice el camino de Santiago junto a mi familia y unos compañeros maravillosos, a los que no voy a olvidar, no me cabe duda.

    ¿Qué ha significado para mí el camino?
Peregrinos durante la ruta

Peregrinos durante la ruta

    Para mi sorpresa, no ha sido la llegada en sí lo que más me ha impactado, y eso que fue muy emocionante. Ha sido la evolución. Cómo a lo largo de esos días ha ido cambiando mi percepción de las cosas importantes que me rodean en mi día a día, y de las personas, muchas veces invisibles.

    Creo que mi marido y yo hemos sido privilegiados al poder hacer el camino junto a nuestros tres hijos, de entre 15 y 20 años… ¡una bomba de relojería! Teníamos serias dudas, ya que eran 13 días y con un marcado sentido religioso. Recuerdo que un sacerdote muy salado me dijo: ¿que quieres que te diga? … ¡vas con curas! Pues nuestros curas seguro que fueron los mejores de la provincia… ¡por lo menos! Y unos compañeros de camino estupendos. Siempre con actitud abierta ante cada uno de nosotros y nuestras ideas.

    No digo que todo fue perfecto, pero si tengo la certeza de que todos hemos aprendido algo. Todos nos hemos traído “en la mochila” una lección de vida. Yo, personalmente, he sentido que soy inmensamente afortunada de tenerlos, y de sufrirlos a veces, todo aporta. Me he sentido orgullosa, arropada y sorprendida en la convivencia tan estrecha a lo largo de estos días. Creo que vivir el camino en familia ha sido una experiencia intensa, enriquecedora y para mi muy recomendable.

Emilia y su familia en el Monte del Gozo

Emilia y su familia en el Monte del Gozo

    Luego está la otra familia, esta que te va “adoptando” a lo largo de los días. Personas al principio desconocidas y tan queridas al final. Soy bastante tímida y no entiendo aún como ha sido tan fácil conectar con ellos. Es ver que cada uno pone a disposición del compañero lo mejor que tiene. Sin reservar, sin reparos ni prejuicios. Puede ser una sonrisa, un achuchón, unas palabras, chuches, un masaje, curas…todo. Quiero dar las gracias a todos y cada uno de ellos, sin olvidar a nuestro equipo de intendencia, que tantas alegrías nos ha dado.

    Ha sido un regalo vivir este camino con todos vosotros.

    ¡Hasta siempre peregrinos!

Emilia Patón.

Anuncios
Categorías: Camino del Norte, DCR, El Camino, Experiencias del peregrino, Peregrinos 2016 | Etiquetas: , , , , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

¿Qué opinas? Déjanos tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: