Experiencias del Camino 2015… María Teresa Hernández

María Teresa a la entrada de la Terra Chá

María Teresa a la entrada de la Terra Chá

    Este verano, el de 2015, como en anteriores ocasiones, la Diócesis de Ciudad Real ha peregrinado a Santiago de Compostela. Y como Diócesis, un grupo de 59 peregrinos partió el 1 de Agosto desde Ciudad Real con destino a Ribadeo, para seguir el Camino del Norte hasta los restos del Apóstol Santiago en la Catedral de Santiago de Compostela. Hoy compartimos con todos vosotros la experiencia de María Teresa Hernández, de Alcazar de San Juan, esperamos que la disfrutéis.

    Resulta difícil escribir sobre la experiencia del Camino. He empezado a escribir varias veces y otras tantas he borrado todo lo escrito porque, como siempre, escribir sobre algo que desborda, es complicado.

    Muchos de mis familiares y amigos me han preguntado: “¿Qué tal el Camino?” Y mi respuesta siempre ha sido: “muy bien, estupendo”, sin más, aunque realmente es mucho, muchísimo más.

Una parada durante el viaje en autobús

Una parada durante el viaje en autobús

    Para mí el Camino no empezó ese 1 de Agosto en el autobús, comenzó cuando tuve que convencer a mi marido y a mi familia que tenía que hacer el Camino. Después de superar la prueba de convencerlos y de que iba a poder con la mochila, quedaba superar mi miedo a ser capaz de hacerlo. Reconozco que hubo momentos en los que pensé en retirarme, dejar pasar la experiencia.

    Pero allí estaba el día 1, junto a mi marido con la mochila y el palo esperando el autobús para iniciar la aventura. Una gran aventura que he conseguido superar con solo una ampolla y el corazón lleno de gratitud y alegría. Gratitud por haberlo podido hacer junto a mi marido, que ha sido un apoyo y una bendición tenerlo al lado, y descubrir juntos nuevas facetas el uno del otro. Gratitud también por hacerlo con amigos de mi comunidad parroquial, que han sido un gran regalo. Asombro y gozo al descubrir la humildad y sabiduría de Don Antonio. Y la alegría por conocer a gente que han resultado ser después grandes compañeros de camino.

Peregrinos junto a la señal de Camino de Santiago

Peregrinos junto a la señal de Camino de Santiago

    Grandes descubrimientos, grandes experiencias, grandes recuerdos. Inmensa la emoción de llegar a la plaza del Obradoiro cantando el Jubilate Deo, escuchar la misa del peregrino llena de polvo y cansada, pero emocionada; de abrazar al santo pidiéndole por tantas personas que me dijeron que lo hiciera y rezar ante la tumba del Apóstol sintiendo la paz que allí había.

    Sí, he vuelto, pero para mí el Camino no ha terminado en Santiago, en medio de él recibí un mensaje en forma de concha: “Sígueme”. Y en ello estoy… en el Camino.

Mayte Hernández.

Categorías: Camino del Norte, DCR, El Camino, Experiencias del peregrino, Peregrinos 2015 | Etiquetas: , , , , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

¿Qué opinas? Déjanos tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: