Un segundo en el camino

    Hay momentos en los que todo se te cae encima. Sin dramatizar, sin estridencias, quietamente. Sientes que se hunde el terreno en el que construyes tus ilusiones y esperanzas. Te pesa la soledad. Dudas sobre lo que haces, pero no ves muchas alternativas. Y en esas ocasiones te asaltan preguntas que ni siquiera querrías formular: «¿Qué estoy haciendo con mi vida?», «Todo esto ¿para qué?», «¿Qué tengo que realmente merezca la pena?».

    Es habitual oír a gente de nuestro entorno que se siente abrumada por estos momentos de angustia. A veces hasta nos faltan palabras para expresar tal desazón. Sólo nos queda decir algo así como estoy mal, o simplemente callar. Piensas entonces que nadie puede sentirse tan mal como tú, tan solo, tan abatido…

    Pero eso es parte de la vida. Del camino de todos los hombres y mujeres que deciden construir algo, soñar algo, amar algo… Porque cuando apostamos por alguna causa que nos llena, al mismo tiempo nos enganchamos al vagón de la incertidumbre, aceptamos ser vulnerables y exponer nuestro ser profundo. Y en esos momentos necesitamos saber que no vamos solos. Nunca.

    Para acompañar estas líneas, os dejo esta canción Un Segundo en el Camino, con su letra. Seguro que a muchos peregrinos, y los diocesanos en particular, les evocará momentos inolvidables vividos no hace más de un mes. Esperamos que os guste.

Puede ser que quede un solo instante o una eternidad.

No sabes lo que tienes por andar. El tiempo lo dirá.

Puede ser que todo lo que sueñes se haga realidad. Que un segundo en el camino puede
amar que una vida entera en la oscuridad.

Ven, déjate llevar por el corazón: no te rindas nunca ya verás.

Lejos llegarás. Si te falta fuerza en el camino sabes bien que contarás conmigo.

Dime lo que quieres, dime lo que piensas, dime lo que sientes cuando lo sientas.

Dime lo que sientas y no te arrepientas.

Dime que tú puedes, dime que tú sueñas. No te desesperes cuando te pierdas. Dime
que lo intentas y no te arrepentirás.

Cada vez que pierdas la partida juega una vez más. Recuerda que la herida
sanará. Atrévete, verás.

Cada vez que sientas que la vida te ha dejado atrás no olvides que aún hay
tiempo para despertar un nuevo sentimiento grande como el mar.

Ven, déjate llevar por el corazón. No te rindas nunca, ya verás.

Ven, lejos llegarás. Si te falta fuerza en el camino sabes bien que contarás
conmigo.

Cada golpe del destino, cada amigo que se va deja huellas que ni el tiempo
borrará.

Cada paso en el camino nos acerca un poco más a ese sueño que algún día
llegará.

Ven déjate llevar por el corazón, no te rindas nunca, ya verás. Lejos llegarás. Si
te falta fuerza en el camino sabes que siempre contarás conmigo.

Anuncios
Categorías: DCR, El Camino, Miscelánea | Etiquetas: , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

¿Qué opinas? Déjanos tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: