El Camino del Norte

Liber Testamenctorum - Alfonso II El Casto.

Liber Testamenctorum – Alfonso II El Casto.

    El origen de la peregrinación a Santiago por la ruta de la costa astur-galaica se remonta a los momentos inmediatamente posteriores al descubrimiento de la tumba del apóstol Santiago el Mayor (hacia 820). Los caminos del antiguo Reino de Asturias fueron pioneros en encauzar peregrinos a Santiago.

    La ruta de la costa gozó de una vitalidad semejante a la de los demás caminos jacobeos primitivos, antes de que en los ss. XI-XII los monarcas hispanos potenciasen el Camino Francés como itinerario jacobeo privilegiado, vertebrando los reinos cristianos del norte peninsular. La promoción del Camino Francés, sin embargo, no supuso la decadencia de los caminos astur-galaicos, ya que la peregrinación en el tramo León-Oviedo se potenció desde finales del s. XI.

    El Camino del Norte no es un camino costero local, para uso exclusivo de los asturianos ribereños. A través de esta ruta medieval se constituyó una corriente jacobita internacional encauzada hacia los santuarios de Oviedo y Santiago de Compostela, no tan nutrida como la del Camino Francés, pero con una vitalidad constatable hasta el s. XVIII. Estos peregrinos venían por tierra desde Francia, o por mar, recalando en los puertos vascos y cántabros, procedentes de los países atlánticos (Inglaterra, Flandes, Alemania y Escandinavia). Después caminaban hacia el santuario de San Salvador de Oviedo y la catedral de Santiago.

    Una vez llegados a Castropol, los peregrinos tenían que embarcarse para cruzar la ría de Ribadeo o bordeaban su margen derecho hasta el puente de Santiago de Abres y así pasaban a tierras gallegas.

Ponte do Pasa Tempo. Mondoñedo.

Ponte do Pasa Tempo. Mondoñedo.

    En la actualidad el puente de los Santos, tendido entre Asturias y Ribadeo, simplifica esta entrada. Una vez en Galicia, la ruta de peregrinación está bien documentada: partía de la villa de Ribadeo, en cuyo puerto también desembarcaban peregrinos, se internaba en los valles de Vilanova de Lourenzá y Mondoñedo, cruzaba las tierras altas y llanas de Vilalba y Guitiriz y recibía la hospitalidad del monasterio de Sobrado dos Monxes, antes de unirse en Arzúa al Camino Francés. Pocas jornadas más, y ya estarían ante la tumba del apóstol.

    Entre los miles de peregrinos que caminaron a Santiago por el Camino Norte destaca la figura de san Francisco de Asís. Según la tradición, peregrinó a San Salvador de Oviedo y a Compostela en 1214. A fines del s. XV el obispo armenio Mártir de Azerbaján peregrinó a Roma y a Santiago; tanto para la ida como para la vuelta eligió el Camino Norte, pasando por el País Vasco, Cantabria, Asturias y Galicia. Del s. XVI existen dos relatos de peregrinos que siguieron parecida ruta: Antonio Lalaing, señor de Montigny (1502), y el italiano Bartolomeo Fontana (1539).

    Durante la época barroca también hubo peregrinos del Camino Norte que escribieron sus experiencias e itinerarios. Jacobo Sobieski (1611), padre del rey Juan III de Polonia, peregrinó por el Camino Francés hasta León, tomó el desvío a Oviedo y se dirigió por el camino de la costa hasta Ribadeo, para seguir hasta Santiago por el Camino Norte. El italiano Sebastián Gatti llegó en 1698 a Ribadeo por mar y continuó a pie hasta Santiago por la misma ruta. El francés Guillermo Manier y sus compañeros de peregrinación eligieron, en 1726, el Camino Norte como itinerario de regreso a Francia. En 1790 el francés Jean Pierre Racq escribió un relato detallado de su peregrinación a San Salvador de Oviedo y a Santiago de Compostela por este mismo Camino.

    El tramo gallego de esta ruta está actualmente señalizado a lo largo de sus 170 kilómetros, entre Ribadeo y Santiago, con mojones de piedra decorados con una concha de vieira realizada en cerámica y una valiosa información para el peregrino: el punto kilométrico en el que se encuentra. Además de la célebre flecha amarilla de las Asociaciones de Amigos del Camino, estos mojones ayudan a identificar el Camino sin dificultad, al estar situados en lugares estratégicos, como encrucijadas y desvíos.

    En los próximos post realizaremos un breve recorrido por el Camino del Norte, para que vallamos conociendolo un poquito más, aunque las etapas que realicemos no se correspondan con la siguiente agrupación:

Categorías: Camino del Norte, DCR, El Camino, Historia del Camino | Etiquetas: , , , , , , , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

¿Qué opinas? Déjanos tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: